Anunciación y Nacimiento del Señor Jesús

Anunciación y Nacimiento del Señor Jesús

Escrito el 28/03/2019
Iglesia Rey de Gloria


Lección 7

Evangelios Sinópticos

Texto base: Lc. 1:26-56 y 2:1-20


Dos Palabras de Introducción a la Lección:

     Cuando estudiamos los detalles de la vida y enseñanza del Señor Jesús en los sinópticos, es cuando verdaderamente descubrimos la forma interesantísima en la que los tres participan con detalles diferentes para ir conformando y complementando el cuadro completo que nosotros damos por hecho, asumimos y disfrutamos sin más consideraciones al hecho, que fue el Espíritu Santo inspirando y guiando a los tres evangelistas para que entre los tres nos proporcionaran un cuadro abundante, rico y completo en detalles. Por ejemplo, debe ser fascinante para nosotros notar la complementación del cuadro que ocupa nuestro estudio esta ocasión. Solo Lucas menciona la anunciación a María, su alabanza en profecía y la de Elisabet, los detalles del nacimiento, la anunciación a los pastores y su visita al niño en Belén. Pero el cuadro es perfeccionado por Mateo que es el único que reporta la anunciación a José y la visita de los magos de oriente.

     Es de vital importancia notar en todos estos detalles del nacimiento, registrados por Mateo y Lucas, los énfasis doctrinales y teológicos que el Espíritu Santo ha comenzado a hacer sobre la naturaleza única de Jesús y que un poco más tarde, serán el fundamento bíblico en la definición de nuestra convicción y postura en lo que tiene que ver con la persona del Señor Jesús. Estos énfasis determinan nuestro bosquejo en esta ocasión.

1. En la Anunciación a María se Destacan Varios Elementos que no Debemos Pasar por Alto (Lucas 1:26-38)

·       La sencillez de María nos enseña que el poder de Dios se perfecciona en la debilidad.

o   María era una jovencita, virgen, de la tribu de Judá, de la casa de David, comprometida para ser la esposa de un joven carpintero llamado José (el compromiso o desposamiento era ya parte del matrimonio. Para una explicación amplia, detallada y completa, ver Jay Adams, Matrimonio, Divorcio y Nuevo Matrimonio. CLIE. Páginas 40-47). Era de Galilea, provincia menospreciada por la nobleza e intelectualidad judía. Debido a su contacto directo con el mundo gentil, ya que era crucero del tránsito político y comercial que venía de Mesopotamia y Asia Menor rumbo a Egipto. Pero una de las cosas más impresionantes es su reacción ante la aparición del Ángel Gabriel. Su turbación no se debe tanto a la aparición del Ángel sino al saludo que le da. María no se consideraba digna ni esperaba ser saludada por Dios de esta manera. Lo que habla de su sencillez y candor espiritual. Esta sencillez espiritual la lleva a responderle a Dios con fe, cosa que Zacarías, el experimentado sacerdote no hace.

"He aquí la sierva del Señor, hágase conmigo conforme a tu palara".

·       La divinidad del Señor Jesús es anunciada desde el mero principio (Lucas 1:31, 32, 33,35).

o   "... y darás a luz un hijo... éste será grande, y será llamado Hijo del Altísimo..." Aquí Jesús es anunciado como Hijo de Dios en la forma exclusiva en la que solo el Mesías puede ser Hijo. En el sentido en el que comparte su naturaleza con Dios y El mismo es Dios.

o   "... y reinará sobre la casa de Jacob para siempre, y su reino no tendrá fin". Esta es una referencia a la profecía de Isaías 9:7 que al cumplirse en Jesús, establece que Jesús es el Mesías.

 "El Espíritu Santo vendrá sobre ti, y el poder del Altísimo te cubrirá con su sombra..."

Lo cual es la referencia a la encarnación y al nacimiento virginal de Jesús el Hijo de Dios, quien siendo Dios, se hizo hombre siendo engendrado en el vientre de María, pero no por acción o voluntad de varón, sino por Dios mismo. Esto establece su carácter divino.

o   Pero al mismo tiempo su naturaleza humana es claramente anunciada (vrs. 31 y 3 5):

o   "...concebirás en tu vientre y darás a luz un hijo..." Establece que Jesucristo al encarnarse, fue engendrado por el Espíritu Santo, pero que una vez engendrado, siguió el proceso físico normal de desarrollo que todo ser humano sigue cuando viene a este mundo. Lo que garantiza la real naturaleza humana del Señor Jesús que lo equipa para identificarse con el hombre, morir por él y ser su salvador y Señor.

o   "...el Santo Ser que nacerá..." (vr. 35) apunta al hecho de que el Salvador del mundo fue depositado por Espíritu en el vientre de una mujer, siguió el proceso natural de desarrollo en su vientre, y al cabo del periodo normal establecido por Dios, nació como nacen todos los niños porque había adoptado la naturaleza humana, pero sin pecado.

2- En la Anunciación a José, Dios nos Revela la Naturaleza Divina de Este Gran Evento (Mateo 1:18-25).

o   Otra vez en el vr. 18, tenemos el énfasis en la concepción y nacimiento virginal del Señor, y que se vuelve a repetir en el vr. 20:

"...se halló que había concebido del Espíritu Santo... porque lo que en ella es engendrado, del Espíritu Santo es”.

o   En el vr. 21 tenemos la primera referencia al significado de su nombre que expresa su naturaleza y misión. Su nombre Jesús significa Jehová salva, y con esta referencia es presentado aquí como el que salvará al hombre de sus pecados.

o   La nobleza de José es algo que no podemos pasar por alto (vr.19). Al saber que estaba embarazada estando desposada con él solo podía tener una conclusión, le había sido infiel. Pero su gran nobleza le impide echar mano de la ley que para estos casos establece la pena de muerte. Mejor decide dejarla en forma discreta. Pero cuando el Ángel le habla en sueños, le cree a Dios y está dispuesto a pagar el precio de su fe. Porque, ¿qué explicación va a dar a su familia, amigos y conocidos? ¿Que se adelantó y tuvo relaciones con ella antes del tiempo establecido? O ¿dará el testimonio de que el embarazo es de Dios? Como sea que lo explique, será ridiculizado y menospreciado. Pero está dispuesto porque ama a Dios y su fe en Él es grande. Este el tipo y calibre de gente que Dios escogió para traer a su Hijo al mundo. Dos jóvenes pobres, humildes, de las montañas de Galilea, pero con una gran formación espiritual que los equipaba para confiar en Dios.

o   El vr. 22 introduce un nuevo elemento al cuadro. La encarnación y nacimiento de Jesús es el cumplimiento a las profecías del Antiguo Testamento en las que Dios se compromete con su pueblo a levantarles un salvador eterno que se sentará en el trono de David para siempre.

3. A través de las Reacciones de Elisabet y María, Dios Agrega al Cuadro Elementos Importantes (Lucas 1:39-56).

o   Los dos cantos de alabanza y gratitud son una demostración de la nueva participación del Espíritu Santo, nuevamente llenando a la gente y equipándola para profetizar. Es evidente en este tiempo el resurgimiento del ministerio profético que había estado muerto por aproximadamente 400 años en Israel.

o   Elisabet profetiza y declara en profecía que Dios ha cumplido su promesa de llenar con su Espíritu a Juan, aun desde el vientre de su madre. Exalta la grandeza y divinidad del embarazo de María y de la fe que honra y glorifica a Dios.

o   María también profetiza alabando al Señor por sus grandes obras en las cuales desechó a los soberbios y dio gracia a los humildes cumpliendo su promesa de eterna salvación hecha a los padres en Abraham.

4. En la historia del Nacimiento, Lucas Reporta, la Historicidad y Humanidad del Nacimiento, Como También la Conmoción Celestial (2:1-20).

1.       Establece la historicidad del nacimiento de Jesús al mencionar tres datos históricos que todo mundo puede investigar ahora y verificar: César Augusto era emperador de Roma. Cirenio era gobernador de Siria. En los días de Cirenio se  promulgó un gran edicto de Censo.

2.       Establece la autenticidad profética del nacimiento de Jesús al reportar históricamente el lugar del nacimiento, Belén de Judea, porque así lo había profetizado Miqueas 800 años antes

3.       Establece la humanidad y humildad del nacimiento del salvador del mundo al referir las circunstancias en las que nace. No hubo lugar para él en el mesón y tuvo que nacer en un corral entre los animales domésticos. De esta manera se estaba identificando con las necesidades de este mundo abandonado y oprimido.

4.       Nos reporta la conmoción celestial, el gozo y regocijo de las huestes celestiales por la salvación del hombre. ¡Qué cosa más maravillosa! (vrs. 8-20).