Una panorámica del libro de los salmos

Una panorámica del libro de los salmos

Escrito el 10/04/2019
Iglesia Rey de Gloria


Lección 1

Los libros poéticos

 


Acercamiento al tema:

1. El libro de los Salmos es el segundo libro poético, y es una invitación del Espíritu a adorar y alabar a Dios.

Se trata de una colección de 150 cantos que fueron compuestos bajo la inspiración de Dios en un período aproximado de unos mil años.

El período va, desde los días de Moisés (Salmo 90), hasta el regreso del cautiverio babilónico (Salmo 126). Los Salmos es el libro del Antiguo Testamento que más conocemos y amamos al identificarnos fácilmente con cada uno de los autores en las expresiones más profundas de sus sentimientos cuando inspirados por el Espíritu Santo se comunican con Dios. Los cantos, por supuesto, están expresados en poesía y cargados de lenguaje figurado que nos habla al corazón.

2. Los autores humanos que Dios usó para componer estos cantos fueron varios quienes escribieron sobre diversos temas de alabanza y adoración. Con el tiempo, estos cantos fueron siendo recopilados, clasificados  y organizados por temas principales en cinco libros diferentes.

3. Ya para el período del Reino en Israel, lo que había sido recopilado se usaba como el himnario del templo, y permanentemente como el libro más diverso y más frecuentemente citado del Antiguo Testamento.

 

Bosquejo sugerido:

 

Su estructura y contenido

 



 

Su Título

Como ya lo mencionamos, el libro de los Salmos es el más extenso y el más citado de toda la Biblia, explora todo el ámbito de la experiencia humana en su relación con Dios.

Sus 150 canticos van desde la creación, pasan por el período patriarcal, la teocracia, el reino, el exilio y el periodo post exílico. Cubren todos los temas, empezando con jubileo, guerra, paz, adoración y alabanza, juicio, el Mesías, profecía, revelación, gozo y lamento.

Al ser recopilados estos cantos, fueron clasificados por temas y organizados en Cinco grandes Libros y usados como el Himnario del Templo y como la Guía Devocional del pueblo de Israel. En hebreo se le dio el título de “ Sepher Tehillim” (Libro de Alabanzas). Los traductores del Antiguo Testamento al idioma griego en el siglo ll a.C.

Le dieron el título griego de “Psalmoi” (Poemas para cantarse acompañados de un instrumento de cuerdas. Nuestros traductores de la Biblia al español simplemente transliteraron el título griego y le dejaron “Salmos ". Así es como Tehillim vino a ser Psalmoi, y finalmente “Salmos

 

 

El Autor Humano

Casi la mitad de los Salmos fueron escritos por David (setenta y cinco): 2-9; 11-32; 34-41; 51-65; 68-70; 86; 95; 101; 103; 108-110; 122; 124; 131; 133; 138-145. Doce fueron compuestos por Asaph, un sacerdote encargado del ministerio de alabanza (Esdras 2:41). Diez fueron escritos por los hijos de Coré, una familia de cantantes y compositores (Núm.26:9-11). Dos fueron escritos por Salomón (72 y 127). Uno (el 90) fue compuesto por Moisés; y uno fue escrito por Etán, un hombre sabio (1 Reyes 4:31). El resto de los Salmos son anónimos, aunque algunos de estos anónimos son atribuidos por la tradición a Esdras.

 

La Fecha De Composición

Cada canto fue compuesto para una ocasión específica en la vida de adoración del pueblo de Israel, por tanto, es muy difícil encontrar la fecha exacta de cada composición. Todo lo que se puede determinar más o menos con precisión es la etapa cuando se empiezan a componer y la etapa cuando se concluyen. Luego, cada salmo por su contenido y ocasión puede en forma aproximada ubicarse en cierta etapa de la historia del pueblo, Así que todo lo que podemos decir aquí en términos de fechas es que los salmos se compusieron en un período de mil años, comenzando con el de Moisés en 1430 aC., y cerrando en el período del regreso del cautiverio en 430 aC.

 

 

Su Propósito

El tema central y general de este libro es adoración. Dios es digno de alabanza y adoración por lo que es, por lo que ha hecho, por lo que hace y por lo que hará. Su bondad se extiende por todos los tiempos y hasta la eternidad. Los Salmos son una invitación permanente a levantar el corazón en la presencia de Dios; a reconocerlo como el Único Dios verdadero que merece nuestro reconocimiento y adoración por los siglos de los siglos, amén.

 

El Bosquejo Que Seguiremos

1. Estudiaremos los dos Salmos más característicos de cada Libro que más hablan a nuestra situación

2.  Luego dedicaremos dos lecciones a los once Salmos Mesiánicos.

3. Iniciaremos el estudio de cada Libro con una panorámica de ese libro en particular y sus principales salmos, y la razón que nos lleva a enfocar los dos más característicos.