El poder de Dios en la debilidad humana

El poder de Dios en la debilidad humana

Escrito el 01/02/2020
Pastor Cesar Jimenez


Doy gracias al que me fortaleció, a Cristo Jesús nuestro Señor, porque me tuvo por fiel, poniéndome en el ministerio. (1ª. Tim. 1:12)

Texto Base: (2ª. Corintios 12:7-10)

Proposición Temática: Dios perfecciona su poder en la debilidad humana por medio de su gracia de manera que el hombre sea más que vencedor en Cristo Jesús.

Pregunta Interpretativa: ¿Cómo es que la debilidad del ser humano es causa gozo en medio de luchas y conflictos, persecuciones y aflicciones?

Oración Transicional: La razón del gozo del ser humano reconciliado con Dios es debido a dos aspectos del poder de Dios con los que interviene en la vida del hombre para mostrar su gracia; Tener un concepto adecuado de nosotros mismos y fortalecer al hombre en medio de su debilidad por medio de su gracia.

Introducción:

A la luz del contexto temático de nuestro pasaje, podemos ver que el apóstol Pablo se vio obligado a causa del orgullo y la vanagloria de los judaizantes que habían llegado a Corinto, pero por otro lado la actitud de los corintios que recibían a estos falsos maestros. Ahora, el punto de Pablo no es gozarse de las obras muertas del ser humano, sino de las cosas que verdaderamente provienen de Dios. Esa es la razón por la que Pablo recurre a las revelaciones verdaderamente trascedentes para acercarse a Dios de una manera adecuada y gloriarse en su gracia.

Si nos damos cuenta Pablo no se refiere en particular a ningún evento de su vida cristiana que por buenas obras o su gran conocimiento le dieran lugar a gloriarse así mismo. Él se gloria en el Señor, y revela haber conocido a un hombre y que no sabe si en el cuerpo o fuera del cuerpo, porque no sabe si fue transportado por el Espíritu o solo su espíritu fue a recibir esta gran revelación de Dios. El tercer cielo al que hace referencia no es el cielo que nosotros vemos, ni tampoco el espacio sideral, se trata del lugar adonde esta la misma presencia de Dios y donde se le rinde tributo y adoración por los seres angelicales.

Pero todas las credenciales de Pablo no son otra cosa más que la manifestación más plena de la gracia pura de Dios. El poder de la toda suficiente gracia de Dios es lo que hizo que el constante sufrimiento y luchas de Pablo fueran llevaderos y tolerables, y que él pudiera tener gozo en la gloria de Dios para seguir adelante a pesar de sus luchas.

El Poder De Dios Se Manifiesta Cuando Centramos En Él Nuestra vida. (vrs.7-9)

Comenzaremos este aspecto del poder de Dios bajo la misma carta que Pablo escribe a los romanos; “Digo, pues, por la gracia que me es dada, a cada cual que está entre vosotros, que no tenga más alto concepto de sí que el que debe tener, sino que piense de sí con cordura, conforme a la medida de fe que Dios repartió a cada uno”. (Ro. 12:3)

Los judaizantes se consideraban superiores a Pablo porque contaban con grandes experiencias y revelaciones de Dios, mientras que Pablo no hablaba de ninguna contra la soberbia espiritual de estos hombres, Pablo refiere su experiencia con Dios, y responde a sus detractores que si de experiencias sobrenaturales con Dios se trata, él tiene mucho de qué hablar, pero no lo hace porque no es la forma cristiana de conducirse. Se limita, forzado por la necesidad de los corintios a referir a grandes rasgos, de manera» muy general, esta tremenda revelación de Dios que ya ha sido comentada en el contexto del pasaje, sin embargo, podemos agregar que se trata de una gran revelación en la presencia del mismo Dios.

Por primera y única vez comparte que catorce años atrás él fue arrebatado y llevado hasta el "tercer cielo" el lugar más cercano a la presencia de Dios. donde está el “paraíso" de Dios. El "tercer cielo" significa "Paraíso" es una palabra persa que significa "jardín amurallado". Viene de la costumbre que los reyes persas seguían de poseer en su palacio un bellísimo jardín personal, íntimo al que sólo ellos tenían acceso. Pero cuando deseaban honrar de manera muy especial a alguien que les había hecho un servicio extraordinario, lo invitaban a una caminata a solas con el rey en el jardín. Por eso, "paraíso" es el lugar donde se experimenta una relación y comunión personal con Dios en una dimensión que no es posible aquí sobre la tierra.

“Y para que la grandeza de las revelaciones no me exaltase desmedidamente…”  Pablo continúa su testimonio con la posición que como cristianos centrados en el poder de Dios y no en nuestros logros ni experiencias de los antepasados debemos tener. Nunca las revelaciones ni experiencias espirituales deben exaltarnos por encima de otros, sino juntos como cuerpo de Cristo continuar el ministerio que Dios nos ha encomendado a pesar de las pruebas. De ahí el porque mencionamos la exhortación de Pablo a los romanos, nadie se debe sentir más de lo que es en Dios; “un cristiano reconciliado con Dios”, sin embargo, no superior a otro miembro del cuerpo de Cristo.    

El Aguijón En Su Carne Prueba La Autenticidad De Su Apostolado (Vrs. 7-10).

Junto con esta gran experiencia de contemplar la gloría de Dios, el Señor permite el sufrimiento intenso en su cuerpo para mantenerlo humilde y en total dependencia del poder divino. Esa es la razón por la que debemos encontrar gozo en medio del sufrimiento. Aunque resulta en una paradoja debemos deleitarnos y gozarnos a través de la contemplación de la gloria de Dios. “Pero gran ganancia es la piedad acompañada de contentamiento; porque nada hemos traído a este mundo, y sin duda nada podremos sacar. Así que, teniendo sustento y abrigo, estemos contentos con esto” (1ª. Tim. 6:6-8)

Ahora escudriñemos algo sobre el sufrimiento de Pablo. Se ha especulado mucho acerca de lo que pudo haber sido este sufrimiento tan intenso al que Pablo se tuvo que enfrentar toda su vida. Algunos piensan que eran tentaciones de la carne, otros han sugerido que era un terrible dolor de cabeza causado por problemas de los ojos como secuela de su visión en el camino a Damasco. Otros más sugieren que padecía de malaria. Otros más que se trataba de una deformación física que lo afeaba y le estorbaba en la realización de su ministerio.

No sabemos exactamente qué era este intenso sufrimiento; lo que sí sabemos es que: Era un dolor físico tan intenso que Pablo lo compara con la tortura de que sufrían muchos criminales cuando eran ejecutados. La tortura consistía en ensartar al criminal a una estaca y dejarlo allí morir una muerte lenta y horrorosa. La palabra "aguijón" significa realmente "estaca".

Sin embargo, era algo que Dios había permitido que ocurriera en su vida. Aun cuando el instrumento era Satanás, Dios es quien lo controla. Pablo había rogado a Dios que removiera de su cuerpo este intenso sufrimiento, y Dios le había contestado que era necesario que pasara por esta constante prueba en la que Su gracia estaba con él porque era la manera de mostrar su gracia y que Pablo conociera al Señor de gloria en gloria y así ser transformado de gloria en gloria a la imagen de Dios.

El Poder De Dios Fortalece Nuestra Debilidad.

Cuando era débil, despreciado, humillado, pobre, escarnecido por el mundo y malentendido por sus hijos espirituales, encontró siempre fortaleza en la gracia de Dios. Sus inmensas debilidades fueron siempre el mejor escenario para la manifestación del poder de Dios en su vida. A mayor debilidad del siervo, mayor la visibilidad de la manifestación de la gracia de Dios.

Para Pablo era repugnante que alguno se gloriara en sus despojos humanos, él solo centro en el ministerio que Dios le había encomendado. A través de este ministerio Dios le sostuvo gozoso en su propia debilidad, la aceptó, y encontró la fortaleza de la gracia de Dios que lo equipó para cumplir con su responsabilidad. "Si alguno se gloría, gloríese en el Señor." Para Pablo la manifestación de la gracia de Dios en la debilidad del ser humano que quiere servir a Dios es la prueba más grande de que ese servicio es genuino.

Como resultado del sufrimiento y del trato de Dios en medio de tan difícil experiencia, Pablo aprendió una serie de principios que representaron para él la victoria, y para nosotros una gran ayuda cuando enfrentamos sufrimiento en el contexto del servicio a Dios:

  • En medio del sufrimiento Dios siempre está presente con su inmensa gracia.
  • El sufrimiento en Cristo hace a uno revisar su vida y descubrir la debilidad que Dios quiere convertir en fortaleza.
  • Cuando identificamos la debilidad, la reconocemos y la confesamos a Dios, Él la convierte en fortaleza.
  • En el momento en el que reconocemos que somos débiles, Dios interviene en nuestra vida, y el propósito del sufrimiento se cumple,

Por tanto, aprendemos a gozarnos en el sufrimiento, ya que es un instrumento de Dios.

 

“…porque cuando soy débil, entonces soy fuerte”