La razón de permanecer casados

La razón de permanecer casados


Introducción:

     Hoy probablemente Jesús tendría que decirnos lo mismo que dijo a los hombres de su época

No todos pueden aceptar esta palabra —dijo Jesús —. Sólo aquellos que reciben la ayuda de Dios” (Mt. 19:11) NTV.

El pecado, el egoísmo y la esclavitud a las costumbres del mundo, impiden al hombre ver lo maravilloso del matrimonio que Dios estableció.

     Para el mundo moderno resulta ininteligible la permanencia matrimonial debido a que tienen una visión muy limitada del mismo. Ante la postura actual el matrimonio solo consiste en la unión de conveniencias mutuas, si no resulta o no conviene hay que dejarlo. Por esa razón el matrimonio cristiano tiene doble misión redentora hacía el mundo; la primera consiste en mostrar la riqueza permanente que fluye de Dios al matrimonio que entiende y vive conforme al propósito original de Dios; la segunda reside en acercarse al mundo caído y desviado para impactarlo por medio de su relación de pacto matrimonial, porque esta relación representa el pacto de Cristo con la iglesia.

     Dicho esto, comenzaremos con los principios que establecen las razones por las que debemos permanecer casados y unidos en santo matrimonio.

1.- El Matrimonio Es Obra, Diseño Y Creación De Dios

Y No Del Hombre (Gn. 2:18-25; Mt. 19:4)

 

Primeramente, diremos que el matrimonio es esencialmente la obra de Dios, es así como lo presenta la Escritura en todas sus dimensiones posibles. Nunca se agotará el tema de la belleza matrimonial al acercarnos a la revelación de Dios, el libro de Génesis 2:18-25 nos deja ver de manera explícita esta obra de Dios por lo menos en tres aspectos:

Primero: El matrimonio es diseño de Dios

Fue pensado y diseñado para resolver la soledad del hombre, Dios mismo decreta en el vr. 18

No es bueno que el hombre esté solo; le haré ayuda idónea para él”.

Dios puso frente a Adán a todos los animales que fueron creados por Él mismo, sin embargo, no se encontró en ellos un compañero ideal para el hombre.

Por ende, su objetivo primario o principal  es resolverle al ser humano el problema de la soledad. De aquí entonces tenemos que el matrimonio es en su esencia "pacto de compañerismo”. Pr. 2:17 y Mal. 2:14 sustentan este principio y generan las siguientes dos implicaciones:

1.  "Ayuda idónea" en este contexto significa, " la otra mitad" que corresponde perfectamente al complemento que la primera mitad necesita para estar completo.

2. Así, entonces, tenemos que el significado de " una sola carne" viene a ser " toda carne", es decir, "una persona". Los dos se funden en un solo ser. Es así como concluye el Espíritu Santo la narración del diseño del matrimonio en los vrs. 24,25

Segundo: Dios creo a la mujer con la misma esencia del hombre y la entrego en matrimonio (vrs. 21,22)

Esta criatura debe ser hecha singularmente a partir del hombre para que ella sea su misma esencia, un ser semejante, hecho a la imagen de Dios vr.21

Dios formo a la mujer de la costilla que quitó al hombre, una ayuda idónea. La ayuda idónea denota el complemento necesario para el trabajo diario, la procreación, el apoyo y compañía mutua.

Dios se la trajo al hombre, no la ocultó de su vista, sino que la entrego para formalizar el primer matrimonio vr.22 “…hizo una mujer, y la trajo al hombre

Dios formalizo el matrimonio de la primera pareja en el huerto sin que ellos tuvieran ninguna vergüenza de su cuerpo, esto habla de la aceptación de la pareja que Dios nos ha dado

Por tanto, dejará el hombre a su padre y a su madre, y se unirá a su mujer, y serán una sola carne

 

Tercero: El matrimonio es la unión de un solo cuerpo (la unión mística) (Gn. 2:24; Mt. 19:5)

     La declaración de Dios en el vr.24 y confirmada por Jesús en Mt. 19:5, confirma y ratifica el matrimonio como creación única y especial de Dios. Así como Dios lleva a cabo la unión entre Adán y Eva, Él mismo lleva a cabo en cada matrimonio una la unión llamada un solo cuerpo. El hombre no crea esto, Dios lo hace y no está en manos del hombre destruirlo.

Esto implica una unión o integración espiritual y emocional.

En el momento en que un hombre y una mujer se unen en matrimonio, Dios los hace una sola carne, así los considera y así los declara.

Dios vincula al esposo y la esposa cuando llegan al altar y al estado matrimonial en la unión de un solo cuerpo. Muchos cristianos actúan como si no supieran esto, por eso actúan totalmente fuera del plan de Dios para los esposos.

Este milagro de Dios trae sobre la pareja la segunda implicación, la implicación de comunicación. Al declararlos Dios " una sola carne" Dios está poniendo sobre la pareja la responsabilidad de comunicarse. La unión es un hecho desde la perspectiva de Dios, pero al mismo tiempo es un proyecto emocionante de crecimiento por medio de la comunicación.

El significado primario de este mandamiento es que la relación con la pareja pasa a ser primer lugar en las prioridades del hombre o la mujer, y todas las demás relaciones (incluyendo a los hijos) pasan a ocupar su lugar debajo de ésta.

     La violación más común a este mandamiento de pacto de compañía se da en la gran sustitución que caracteriza a nuestra cultura. La gran sustitución consiste en buscar la satisfacción a la necesidad íntima de compañía en fuentes que no forman parte del plan de Dios como es la mamá, el papá, los padres, los hijos, los amigos, relaciones extramaritales, otros miembros de la familia o el trabajo. Dios puso en cada ser humano esta necesidad íntima de compañía para que fuese satisfecha exclusivamente por la pareja en el contexto santo del matrimonio.

2. La Estrategia De Dios Para Mantener Unido El Matrimonio

     La estrategia de Dios radica fundamentalmente en las afirmaciones hechas por Jesús en Mateo 19: 3-12, El Señor hace las correcciones necesarias a los pensamientos equivocados con respecto al matrimonio.

Primero: puesto que Dios es creador del hombre, de la mujer, y por supuesto del pacto matrimonial, no puede ser disuelto por cualquier causa (vrs. 3,4). No existe ninguna razón creada en la mente del hombre que pueda disolver lo que Dios unió. Ni la llamada incompatibilidad de carácter, ni los intereses personales, y por supuesto, ninguna razón personal que presuma tener autoridad para atentar contra lo que Dios creo, diseño y pensó, para el desarrollo de la sociedad y el cuidado de la descendencia para Dios.

Segundo: solo puede ser disuelto por causa de adulterio o de fornicación (infidelidad) vr.9. Porque el adulterio destruye y corrompe las relaciones matrimoniales, además de violar el 7 mandamiento

Tercero: Dios creó una institución inviolable e inquebrantable por cualquier argumento de interpretación personal y extraño a los principios de la interpretación bíblica (vrs. 6-8)

El hombre no fue diseñado para estar solo:

“…No todos son capaces de recibir esto, sino aquellos a quienes es dado”.

En otras palabras, lo que Jesús dijo aquí a los discípulos fue; no cualquiera puede decidir estar sin casarse, solo aquellos que reciban un don especial de parte de Dios. (vrs. 10-12) (1ª. Corintios 7: 1-3)

Conclusión:

En conclusión, podemos afirmar que esta riqueza matrimonial sacará a flote a cualquier matrimonio en todas las circunstancias de la vida, será el pacto matrimonial lo que sostenga el amor de las parejas para siempre.