Fundamentos para la edificación y restauración de la familia

Fundamentos para la edificación y restauración de la familia


Introducción al Curso

Cuando Dios pensó en la creación del ser humano, nació en su corazón el diseño original de la familia como la estrategia para traer a ese ser humano al mundo, desarrollarlo y darle formación. Ninguna otra alternativa que se pueda sugerir o que se haya sugerido puede sustituir la función de la familia. Los orfanatos, los clubes comunitarios, las casas hogar, los albergues y las parejas del mismo sexo que hoy en día adoptan bebés jamás podrán sustituir el papel determinante que la familia tiene para preservar la sociedad humana sobre la tierra.

Dios ha diseñado y designado la familia como el centro de la vida de la comunidad, aún antes que el estado, la escuela, y la iglesia, a fin de transmitir de generación a generación los principios y valores divinos que le dieron, le dan y le darán la esencia al alma humana.

Lo anterior es la razón de que la familia sea lo primero que el diablo ataca en su intento por destruir al ser humano. Todos estamos de acuerdo, y aun nuestros gobernantes concuerdan en que el inusitado aumento de la violencia, la delincuencia y la homosexualidad en nuestra sociedad se debe al aumento del índice de desintegración del hogar y la familia en medio de nosotros. Por eso, el plan de Dios de mantener santo y fortalecido a su pueblo empieza por la edificación de la familia, y el plan de Dios de salvar y redimir al ser humano empieza por la redención y restauración de la familia.

Con el único propósito de contribuir a la edificación y fortalecimiento de todas las familias cristianas que forman la iglesia de Cristo en nuestro contexto, a fin de que el Cuerpo de Cristo esté plenamente equipado para llevar la redención y restauración de Jesucristo a todas las familias de nuestra nación y más allá es que presentamos en oración a la comunidad cristiana este manual de discipulado familiar esperando que sea de gran utilidad en la transformación, renovación y restauración de nuestras iglesias.