La prueba en medio del avivamiento

La prueba en medio del avivamiento



Lección 5

Hechos

Texto base: Hechos 4


El capitulo 3 cierra con Pedro predicando con denuedo el evangelio de Cristo a una multitud con hambre y sed de Dios. Desde la resurrección del Señor todo había sido cuesta arriba para este primer grupo de cristianos. Primero las experiencias increíblemente gloriosas con el Señor Jesús resucitado por cuarenta días. Después el milagro espectacular de la ascensión donde el Señor es literalmente arrebatado en medio de ellos, y llevado hasta desaparecer de su vista.  Unos días después el cumplimiento de la promesa del Padre: el Espíritu Santo viniendo sobre cada uno de ellos, y llenándolos de su presencia de una manera extraordinaria y sobrenatural. 

Hasta aquí todo había sido el cielo en la tierra. 

Una cadena de manifestaciones del poder de Dios fuera de lo ordinario. Alentados y fortalecidos por el poder de Dios, Pedro y Juan se dirigen al templo a la reunión de oración de las 3:00pm. Y allí se encuentran con este hombre cojo que al verlo, el Espíritu Santo les ordena sanarlo para la gloria de Dios. Pedro manda al hombre cojo ponerse en pie en el Nombre de Jesús, al hacerlo, queda sano. Esto dio pie para que la multitud asombrada se juntara alrededor de Pedro y Juan. Pedro ungido con el poder de Dios les predica el evangelio. Pedro ve que la gente está compungida recibiendo su mensaje. Pero antes que haga la invitación, llega la guardia del templo, los arresta y los pone en la cárcel. 

¿Por qué permite Dios esto? ¿No se supone que en un avivamiento de la magnitud de éste todo mundo debe responder positivamente a Dios; y la iglesia debe ser respetada, y tenida en gran estima? Bueno, veamos lo que nos enseñanza el este pasaje:

1.- Lo que este acto de persecución nos enseña   (4:1-22)

El avance del evangelio de Cristo siempre será resistido por el diablo. Aquí tenemos en esta ciudad de no más de 80 mil habitantes, un tremendo avivamiento que implica una gran conmoción del pueblo por las cosas de Dios, predicación permanente, y conversión masiva de la gente de sus malos caminos, extraordinarias manifestaciones del poder de Dios en sanidades y milagros en general. Todo mundo debería estar de fiesta por esto, y sin embargo hay un cierto sector de la población que está totalmente en contra. ¿Por qué? Porque el diablo se opone al avance de la obra de Dios.

El diablo siempre usa las religiones como estructuras de poder para oponerse al avance de la verdad de Dios. Las religiones son los sistemas humanos de salvación por los que el hombre pretende salvarse a sí mismo. El judaísmo era en los días de Cristo una religión más porque se había apartado de la relación personal con Dios. Cualquier persona que sustituye su relación personal con Dios por la liturgia se vuelve religiosa, y pierde la sensibilidad para discernir la obra de Dios. El diablo usa aquí a los líderes religiosos del pueblo que estaban divididos en grupos de poder: los gobernantes que era el grupo sacerdotal encabezado por el Sumo Sacerdote y su familia, los ancianos que eran las cabezas de las familias aristócratas líderes de la sociedad, y los escribas que eran los maestros o doctores de la ley. Todos estos grupos estaban confederados y organizados en un sólo cuerpo gobernante que se llamaba Sanedrín, el cual se caracterizaba por su profundo odio a Jesús de Nazaret. Unas cuantas semanas antes este cuerpo había juzgado a Jesús, sentenciado a muerte, y entregado a Poncio Pilato para su ejecución (lo que Pedro denuncia como traición al entregar un hermano judío en manos de autoridades gentiles). Ahora aquí está este mismo cuerpo que concentra todo el poder judío en feroz oposición al avance del amor de Dios. ¿Cómo es posible que aquellos que se supone deben ser promotores de los intereses de Dios se encuentren convertidos en los más implacables enemigos del Dios que deben representar? Esto es lo que hace Satanás por medio de la religión. ¡Qué peligrosa es la religiosidad! ¡Tengamos cuidado de nosotros mismos, no descuidemos nuestra relación personal con Dios!

El instrumento clásico de la oposición siempre es la persecución que consiste en la aplicación de la violencia en su expresión final que es la muerte. El caso de nuestro capítulo 3 es la primera acción de oposición y persecución contra el avance de la iglesia en Jerusalén. Por tanto se limita a:

·       Encarcelamiento (4:3)- Debido a que ya era tarde, y de acuerdo a sus leyes era ilegal que el Sanedrín se reuniera de noche, pusieron a los apóstoles en la cárcel para tratar su caso hasta el otro día.

·       Reprehensión verbal (4:7,18,21):

a.       Cuestionamiento de la autoridad para predicar el evangelio

       b.   Absoluta prohibición de continuar predicando a Cristo

              c.   Amenazas de que en caso de no obedecer, la violencia sería mayor la próxima vez.

                     Lo cual  realmente sucede. La oposición va en aumento hasta convertirse en

                     asesinato y martirio de la iglesia.

 

2.- La respuesta del verdadero avivamiento unte la persecución (4:8-12,  19-20, 23-37

La forma en la que la iglesia de Cristo responde al sufrimiento de la oposición persecutoria es toda una enseñanza devocional para la iglesia de Cristo en la gran ciudad de México a fines del Siglo XX y del Segundo Milenio de avance del evangelio. Si queremos avivamiento y renovación en nuestro corazón, debemos estar dispuestos y preparados para sufrir persecución. La verdadera renovación espiritual de la iglesia es un ataque por asalto contra los poderes del averno; y la derrota y el repliegue de las fuerzas de Satanás le causa gran ira y furor. Pero notemos cómo responde la iglesia en avivamiento:

Más predicación del evangelio (vrs.8-12)

·       Pedro empieza contestando el cuestionamiento sobre la autoridad por la que la iglesia se atreve a desafiar las fuerzas del enemigo por la predicación. Su autoridad es "el Nombre de Jesús” que literalmente es Jesucristo mismo, y la relación personalmente que mantenemos con él. La autoridad es Jesús de Nazaret, crucificado por vosotros, pero resucitado por el Padre.

·       En segundo lugar el mensaje ahora señala el pecado y necesidad de los que escuchan: mataron al autor de la vida, y desecharon la piedra del ángulo en su proyecto de construcción que es su propia vida. ¡Su pecado es monstruoso! ¿Quién podría dormir con este pecado encima? Bueno, este es el pecado de todos nosotros.

·       Luego el mensaje concluye con la solución de Dios al pecado del hombre: Jesucristo es la respuesta, no existe otra respuesta de Dios en la creación. Fuera de Jesús de Nazaret no hay salvación. Los sistemas personales de justicia no valen delante de Dios. En todo el universo, sólo Cristo salva. Óigalo el altivo, óigalo el religioso, óigalo el averno lleno de pavor: ¡Sólo Cristo Salva!

 

Más Oración pidiendo fortaleza (vrs.23-31)

Es interesante que la persecución traiga más fervor y denuedo a la iglesia como resultado de la respuesta de Dios a la oración. La iglesia no pide que Dios aleje la persecución y la prueba. La iglesia pide fortaleza para continuar siendo fieles en medio de la persecución y la prueba. En el vr.31 Dios contesta la petición dándoles una nueva unción del poder del Espíritu para que sigan predicando con poder y denuedo.

Más Santidad de vida (vrs. 32-37).

Este es el avivamiento: la unción de Dios para predicar, y vivir en santidad. Aquí está la santidad espontánea y natural como resultado del proceso:

·       "De un corazón y un alma"

·       "Nadie declaraba nada suyo de lo que poseía"

·       "Abundante gracia era sobre todos ellos"

·       "No había entre ellos ningún necesitado"