Jacob: el nacimiento de una nación

Jacob: el nacimiento de una nación

Escrito el 15/03/2019
Iglesia Rey de Gloria


Lección 9

Génesis

Texto base: Génesis 23-27


     En la lección anterior estudiamos como Dios llamó a Abraham cuando el hombre en forma confederada le dio la espalda a él en el capítulo 11.  Dios en su infinita misericordia no se olvidó del hombre, al contrario siguió con su plan de redención, Dios escogió a Abraham en circunstancias muy especiales, se le reveló y trató con él. El propósito de Dios en Abraham fue levantarse un pueblo, a fin de trabajar a través de este pueblo en favor de la redención humana.

     Abraham es considerado como el primero de los patriarcas, luego le sigue Isaac, Jacob y José. Para abordar la vida de Jacob, en quién Dios cumple lo prometido a Abraham, en esta lección haremos un repaso grafico de la vida de Isaac para con esto proceder al estudio de la vida de Jacob, el tercer patriarca.

1.- La Vida De Isaac, “Una Semilla Sembrada”

     Dios cumplió la promesa que hizo a Abraham y a su esposa Sara. Rebeca la esposa de Isaac,  que también era estéril dio a luz a dos niños que serían padres de dos naciones (Gn. 25:21-28).  Abraham fue el padre de la promesa, Isaac una semilla sembrada ya en la vejes de su padre.

 

Isaac La Simiente De Abraham

 

 

Isaac un hijo obediente

(Gn. 22:14)

Fue un hijo obediente a su padre Abraham

Aprendió a adorar a Dios

No rehusó ser ofrecido como sacrificio a Jehová

Isaac un esposo amoroso y responsable. (Gn. 24:62-67)

Recibió a la esposa que Dios le dio

Amo a su esposa desde el día en que le conoció

 

Isaac un padre temeroso de Dios

(Gn. 25: 19-26)

Oro pidiendo a Dios que le bendijera con hijos

Creyó en las promesas de Dios a Abraham

Dios le concedió dos hijos gemelos, Esaú y Jacob

 

Cometió los mismos pecados que su padre Abraham

(Gn. 26:1-11)

Al igual que su padre dejó Palestina en tiempo de hambre

También mintió acerca de su esposa

No pudo romper con los pecados de su padre

 

 

Trabajo diligentemente

(Gn. 26:17-33)

Algunos filisteos envidiosos habían tapado los pozos que Abraham había cavado

Isaac los restauro y los voltio a abrir

Sembró la tierra y fue un hombre prospero

 

 

 

Isaac fue un padre frustrado y engañado por uno de sus hijos

(Gn. 27:1-40)

No pudo dar la bendición que por derecho correspondía a Esaú

Fue engañado por Rebeca y Jacob con motivo de su ceguera

Otorgo la bendición de la primogenitura a Jacob

Envió a Jacob a casa de Labán (pariente de Abraham) para conseguir mujer

 

2.- Jacob Nace Luchando Por El Favor De Dios

     Jacob es el nacimiento de una nación, es la tercera generación  de Abraham y recibe también la promesa que su abuelo.

“Tu descendencia será tan numerosa como el polvo de la tierra” (Gn. 28: 14).

Jacob fue el segundo de los hijos de Isaac, consiguió la primogenitura mediante el engaño, la mentira y la traición, su nombre quiere decir “engañador o suplantador”.

     Jacob también tiene su participación en la promesa a través del engaño. Sin embargo, todo está  bajo el control de Dios puesto que Él ya había prometido a Abraham y a Sara en (Gn. 17: 15,16)

“y vendrá a ser madre de naciones” (Gn. 25: 19-23)

·       Dios profetiza el amor de Jacob por las cosas divinas Gn. 25:23

·       Sus padres le pusieron por nombre Jacob (suplantador) vr.26

·       Jacob compra la primogenitura a su hermano mediante una comida (Gn. 25:29-34)

3.-  Jacob Trama El Engaño Junto Con Su Madre Rebeca. Gn. 27: 1-17

·       Isaac ya era viejo y ciego

·       Pidió a su hijo Esaú que fuera a cazar al campo y guisara para bendecirlo delante de Jehová.

·       Rebeca planea con Jacob usurpar el lugar de Esaú

·       Jacob suplanta a su hermano

4.- Jacob Recibe La Bendición (27:18-27)

Jacob consigue la bendición de su padre, lo cual constituye su participación en la promesa a través del engaño

·       Ofrece la comida a su padre haciéndose pasar por Esaú

·       Miente diciendo que Jehová le acercó  rápidamente a la presa.

·       Miente poniéndose las manos vellosas

Isaac otorga la bendición a Jacob: (27:28,29)

·       Dios te dé el rocío del cielo, y las grosuras de la tierra

·       Abundancia de trigo y de mosto

·       Que te sirvan lo pueblos y ante ti se inclinen las naciones

·       Que seas señor de tus hermanos

·       Que se inclinen a ti los hijos de tu madre

·       Maldito el que te maldiga

·       Bendito el que te bendiga

Isaac descubre el engaño (27:30-40)

·       Se presenta Esaú con el guiso de la caza

·       ¿Quién vino a mí  antes?

·       Lo he bendecido y bendito quedará

La tristeza de Esaú es grande cuando se entera que su hermano le ha robado la primogenitura así que con amargura pregunta ¿no has guardado nada para mí?

·       Será tu habitación las grosuras de la tierra y el rocío de los cielos.

·       Por tu espada vivirás

·       Servirás a tu hermano

·       Cuando te fortalezcas descargaras su yugo de tu cerviz

Conclusión.

     A los ojos humanos la obra de Dios siempre empieza por algo muy pequeño. La obra de Dios en Abraham es solo una promesa. En Isaac se ve pequeña por toda la debilidad física que la envuelve, en Jacob

      Hay momentos que la obra de Dios se ve impedida por su debilidad moral, pero al final todo resulta en el cumplimiento de la promesa de Dios usando la debilidad del hombre para glorificarse entre nosotros. AMÉN