La idolatría

La idolatría

Escrito el 16/03/2019
Iglesia Rey de Gloria


Lección 8

Éxodo

Texto base: Éxodo 32-34


El incidente ocurrido en las orillas del monte Sinaí, deja registrada la rebelión, ingratitud y por supuesto la idolatría de la vida espiritual de Israel. Por un lado ilustra la pecaminosidad de Israel y por el otro la gracia y la misericordia de Dios.

Mientras Moisés ayunaba por 40 días y 40 noches en el monte Horeb, dependiendo totalmente de Dios, Israel se corrompía idolatrando al becerro de oro. Mientras Moisés recibía las tablas del pacto escritas por el dedo de Dios, Israel rompía el pacto adorando un becerro de oro.

Israel se apartó muy pronto del camino (32:7,8) en un acto de rebelión, tan grande fue su rebelión que Dios mismo quiso destruirlos y empezar de nuevo. Moisés tuvo que interceder por este pueblo de dura cerviz para que Dios no los destruyera, a tal grado que le pidió a Dios que en tal caso borrará su nombre del libro (32:32). Dios en respuesta a la petición de Moisés decidió acompañarlos en su travesía por el desierto y renovar el pacto con Israel.  

1. El Origen de la Idolatría es la Rebelión Contra Dios y sus Siervos

Una vez más la impaciencia de los israelitas los llevó a revelarse contra Dios. Mientras Moisés permanecía en la presencia de Dios recibiendo las instrucciones para la construcción del tabernáculo y todos los elementos necesarios para la adoración que el pueblo daría a Jehová, y recibiendo las tablas del pacto, escritas por el dedo de Dios, los israelitas comenzaron a revelarse contra Dios y contra Moisés “porque a este Moisés,…no sabemos qué le haya acontecido”. (32:1)

La rebelión de Israel consistió en:

·       La duda de que efectivamente Moisés los hubiera sacado de Egipto por la mano poderosa de Dios

·       Su falta de comunión con Dios

·       La incertidumbre de que Dios de verdad estuviera con ellos

·       Su deseo de volver a la idolatría

·       Intentar adorar a Jehová según su criterio y no según la voluntad de Dios (32:5,6)

·       La idolatría es provocación a Dios. 32:6) (Pablo hace una referencia a este evento 1ª. Co. 10:7) El pueblo se sentó a comer, a beber y a regocijarse; la NTV dice: “todos celebraron con abundante comida y bebida, y se entregaron a diversiones paganas”.

La idolatría fue atractiva para los israelitas por varios factores:

·       Estaban rodeados de naciones paganas que creían que la adoración a varios dioses era mejor que la adoración a un solo Dios.

·       Los dioses de las demás naciones no exigían la clase de obediencia que el Señor todo Poderoso demandaba de Israel y demanda de nosotros también. Muchas de las religiones paganas incluían como parte de sus ritos la inmoralidad sexual.

·       A causa de su carácter demoniaco, los ídolos producían algunas veces resultados que parecían auténticos.

·       Sin embargo detrás de todos los ídolos están los demonios (Deuteronomio 32:17)

Al preferir Israel andar en pos de los ídolos, le dieron a Jehová la espalda, prefirieron la idolatría y sus desordenes sexuales e inmorales, la manipulación de los dioses de fundición, así dieron la espalda a Jehová que los saco de la esclavitud de Egipto. (Jer. 2:11;  16:11; 10:1-5)

2. La Idolatría Provoca la Ira de Dios (32:10)

“Dijo más Jehová a Moisés: Yo he visto a este pueblo, que por cierto es pueblo de dura cerviz”.

Cuando Dios se dio cuenta de la abominación que estaba cometiendo su pueblo, dijo a Moisés, “…déjame que se encienda mi ira en ellos, y los consuma…” Sin embargo Moisés se tiró a los pies de Dios, suplicó por la vida de Israel (32:10-14):

·       Lo primero que Moisés hizo fue romper las tablas que Dios había escrito y le había entregado (32:19), Esto fue en símbolo de que el pueblo había roto el pacto, y le daba a Dios el derecho de terminar su trato con ellos (Ex. 24:3)

·       Lo segundo, fue destruir el becerro de fundición y dar a beber al pueblo de su propia idolatría, esa ofrenda nunca fue para Dios, Él no comparte su gloria con nadie.

·       Lo tercero fue reprender a su hermano Aarón por el grande pecado que trajo sobre este pueblo

·       Lo cuarto  que Moisés hizo fue castigar a los idólatras con la muerte (32:26-28)

·       Lo quinto, fue interceder por el pueblo, aun a costa de su propia vida (32:32)

·       Por último, Moisés ayuno otros 40 días y 40 noches (34:28) en identificación con el pecado del pueblo, y en intercesión por el favor y el perdón de Dios, su oración queda registrada como uno de los modelos de oración de intercesión en la presencia de Dios.

 

o   Se postra ante Dios

o   Su preocupación es la protección y la reputación de la gloria de Dios

o   Confiesa el pecado del pueblo y pide perdón

Moisés obtuvo una respuesta positiva de parte de Dios:

o   Dios perdonó el pecado del pueblo

o   Ordeno a Moisés preparar otras dos tablas de piedra para volver a escribir la esencia del pacto, haciendo subir a Moisés nuevamente al monte por otros 40 días y 40 noches

o   Dios confirmo su presencia entre ellos a pesar de que ya lo había negado antes (33:1-3; 34:10)

o   La distinguida oración de Moisés queda plasmada en (34:6-9) “¡Jehová! ¡Jehová! fuerte, misericordioso y piadoso; tardo para la ira, y grande en misericordia y verdad…”

Conclusión:

La idolatría es un horrendo pecado delante del Señor, cuidemos nuestra vida de las prácticas idolátricas.