El agua de vida

El agua de vida

Escrito el 17/02/2019
Iglesia Rey de Gloria


Lección 7

Evangelio de Juan

Texto Básico: Juan 4:1-42


Acercamiento a la Lección:

1. El Señor había subido de Galilea a Jerusalén en Judea, aprovechando la celebración de la Pascua, para así iniciar su ministerio público en lo que era considerado el corazón de Israel, Jerusalén. En esta su primera incursión, Jesús había confrontado la necesidad fundamental del judaísmo al limpiar el templo, y la necesidad básica del liderazgo judío al recibir a Nicodemo. Los discípulos de Juan el Bautista no habían todavía entendido al Señor Jesús ni su ministerio y comenzaron a reaccionar contra su creciente popularidad en Jerusalén y sus alrededores. Para no crear confusión en el pueblo, Jesús decide salir temporalmente de Judea y regresar a Galilea.

2. Debido a que el propósito general de Juan al escribir este evangelio es presentarnos a Jesús de Nazaret como la solución de Dios a todos los problemas de todos los seres humanos (Los discípulos, Nicodemo y la samaritana), nos reporta que, en su regreso a Galilea, al Señor Jesús le era absolutamente necesario pasar por Samaria porque tenía una cita con este pueblo necesitado.

3. El encuentro de Jesús con la samaritana se convierte en ejemplo supremo y sublime de compasión y de estrategia redentora. Aquí el Señor nos deja un ejemplo a seguir de cómo se debe amar sin distinción al pecador y de cómo nos les debemos acercar con el mensaje de redención.

Trasfondo Histórico: La rivalidad entre los judíos y los samaritanos: Para comprender la enemistad religiosa entre los dos pueblos es necesario hacer un breve repaso de la historia de los samaritanos. En el año 722 a.C. Samaria, la capital del reino del norte, fue rodeada por las tropas de Salmanasar, y después de un largo sitio fue conquistada el rey Sargón. La mayor parte del pueblo tuvo que salir del país y fue llevada a Asiria, deportada y asentada en las riberas del río Khabur, afluente del Éufrates, en la región de la Media, al noroeste del actual Irán. A la gente pobre se le permitió quedarse en Israel (2º. Re. 17:3-6). Luego entonces, Tanto de Babilonia como de otros territorios vecinos, muchos extranjeros procedentes de Mesopotamia fueron a establecerse a la devastada región, e iniciaron un proceso de fusión racial y de sincretismo religioso, tratando de conciliar distintas religiones. A esta población mixta se le dio el nombre de samaritanos (derivado de Samaria, la metrópoli fundada por el rey Omrí, quien reinó entre el 876 y el 869 a.C., y quien la convirtió en la capital de su reino). También el nombre de Samaria se aplicó a toda la región situada entre Galilea y Judea.

Por otro lado los habitantes del reino del sur (Judea) fueron desterrados a Babilonia en el año 586 a.C. y a su regreso después de 70 años, el primer contingente dirigido por Zorobabel tenía la misión de reconstruir el altar de los sacrificios a Jehová. Así, cuando en el 537 a.C. regresaron los deportados, celosos de sus costumbres y tradiciones, se aislaron no sólo de los samaritanos, sino también de los judíos que no vivieron el destierro y que, por ello, coexistían con otras religiones. Los samaritanos fueron rechazados por los judíos cuando al regresar del exilio, quisieron ayudar en la reconstrucción del altar del Señor. Entonces los samaritanos celosos interrumpieron la obra (Esd. 3 y 4) y luego empezaron a construir su propio templo en el monte  Gerizim y ofrecieron su culto en la cima de la montaña. Desde entonces existió una división entre ambos pueblos.

La Lección

1. La actitud del Señor Jesús hacia la samaritana nos enseña que Dios ama al pecador en forma indistintamente.

El Amor de Cristo: Jesús muestra su amor en el hecho de que la necesidad del pecador se convierte en el objetivo de su misión

Le era necesario…” (4:4)

Su amor queda manifestado en que su interés por satisfacer la necesidad de esta mujer y no en proteger su reputación de hombre decente ni de judío devoto:

  • Se trataba de una mujer. La mujer era un objeto que se poseía y se manejaba. Por lo tanto, el hombre no perdía su tiempo hablando con una mujer (vr.27)
  • Se trataba de una samaritana. Los verdaderos judíos, los que conocían su historia, su religión, su herencia, no trataban con los samaritanos. (vr.9)
  • Se trataba de una prostituta de acuerdo en el contexto social en el que ella vivía. Hablar con ella a solas comprometía la buena reputación de cualquier hombre decente (vrs. 17,18)

El amor de Cristo se vuelve a mostrar cuando vemos que el Señor se acerca movido por la necesidad de esta mujer:

  • Es una mujer torturada por la culpa, resentida por el trato que socialmente recibe, (viene al pozo a las 12 del día porque esa era la en que nadie venía a sacar agua del pozo, así es como ella evitaba el contacto con la gente)
  • Es una mujer que huye y teme permanentemente.
  • Es una mujer rechazada por todos. Su propia gente la rechazaba por ser prostituta. Los judíos la despreciaban por ser samaritana y prostituta. ¿A quien iría por protección, un poco de comprensión y cariño?
  • Es evidente que se trata de una mujer con hambre y sed espiritual en busca de satisfacción del alma. (vrs. 16-18)

2. La estrategia del Señor para redimir a esta mujer nos muestra una gran sensibilidad, honestidad y  sabiduría

El amor de Cristo va en busca del necesitado en medio de un mundo perdido, utilizando todas las circunstancias de la vida y enseñándonos la forma de encontrar a los perdidos.

  •  Va por el camino a Samaria en vez de tomar el camino del valle del Jordán por donde transita todo judío “decente”
  •  Va directamente al lugar estratégico: el pozo de Jacob y llega a la hora indicada. La omnisciencia del Señor es puesta en práctica.
  • Usa las circunstancias normales y cotidianas para evangelizar 6-8
  • Echa mano de algo del interés común; el agua para establecer una comunicación con la mujer vr.7 y así llegar a la verdadera necesidad.

La trata con respeto y dignidad:

Ø  Le habla

Ø  La trata sin prejuicios, como un ser humano necesitado del amor de Dios. No como mujer samaritana y prostituta.

Ø  Le da valor al hacerla sentir que hay algo que ella puede hacer para ayudarlo: 

Dame de beber

 

La confronta con su real necesidad: (vrs. 10, 13, 16, 18,21-26)

Ø  Su necesidad del agua viva que satisfaga su alma

Ø  Su necesidad de comunión con Dios (vrs. 21-24)

Ø  Su necesidad del Mesías para poder establecer esa comunión (vr. 26)

Ø  Ahora mismo (vrs. 21,23,24)

Jesús se presenta así mismo como la solución al problema (vrs. 10, 13, 14)

Ø  Le dice a la mujer, “tú me necesitas más y yo te puedo ayudar

Ø  Le describe su necesidad y le presenta la solución concreta

Ø  En los vrs. 21-26 Le muestra cómo puede apropiarse de la solución

Jesús la comisiona como consecuencia de su fe  (vrs. 28,30, y 39-42)

Ø  Se confirma su fe

Ø  Da testimonio

Ø  Muchos creyeron (vrs. 28,29)

3. El Señor concluye su exposición dejando a los discípulos una reflexión y un doble mandamiento. (vr.35)

La reflexión:

¿”No decís vosotros: Aún faltan cuatro meses para la siega?

El doble mandamiento:

Alzad vuestros ojos....”

"Mirad los campos ya están listos…”

Conclusión:

El Señor Jesús sensibilizo el corazón de los discípulos a través de esta estrategia de evangelismo en Samaria. Dios ama tanto a los judíos como a los samaritanos, para Dios no existen las fronteras espirituales, y nos enseña a nosotros la manera de acercarnos al necesitado. Por eso la segunda fase de evangelización de la iglesia primitiva era Samaria.