El Principio de Reconfiguración

El Principio de Reconfiguración



No os conforméis a este siglo, sino transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento, para que comprobéis cuál sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta. 

Romanos 12:2

Mi Dios, pues, suplirá todo lo que os falta conforme a sus riquezas en gloria en Cristo Jesús 

Filipenses 4:19

La segunda herramienta para cambiar tu pensamiento es el Principio de Reconfiguración. Reconfigura tu cerebro, renueva tu mente. 

Cualquier detonante sobre dinero me lleva al temor, como pensar que no tengo suficiente o mi necesidad de ahorrar más por seguridad. Cuando soy provocado por el dinero, caigo en un bache -así trabaja mi cerebro- y necesito crear una trinchera con la verdad. 

La buena noticia es que la Biblia habla de todos los problemas. La Palabra de Dios nos da la verdad que nos capacita para salir de esos baches de destrucción, nos lleva por un nuevo camino hacia la vida. ¿Qué dice la Biblia que aplique a mis miedos y problemas económicos? Aquí están algunos de mis versículos: 

  • Sé lo que es vivir en la pobreza, y lo que es vivir en la abundancia. He aprendido a vivir en todas y cada una de las circunstancias, tanto a quedar saciado como a pasar hambre, a tener de sobra como a sufrir escasez. Filipenses 4:12 NVI. 
  • “Yo los salvaré, y serán una bendición. ¡Cobren ánimo!”. Zacarías 8:13 NVI. 
  • “Hay más dicha en dar que en recibir”. Hechos 20:35 NVI. 
  • Y Dios puede hacer que toda gracia abunde para ustedes, de manera que siempre, en toda circunstancia, tengan todo lo necesario, y toda buena obra abunde en ustedes. 2ª Corintios 9:8 NVI. 
  • Así que mi Dios les proveerá de todo lo que necesiten, conforme a las gloriosas riquezas que tienen en Cristo Jesús. Filipenses 4:19 NVI. 

Tomando todo eso, elaboro lo que yo llamo una “declaración” -declaro la verdad en mi batalla contra las mentiras que estoy tentado a creer. El propósito de esto es que se convierta en mi nueva vía neuronal, mi trinchera hecha de la verdad. 

Aquí está mi declaración basada en la Palabra de Dios: 

El dinero no es, ni será, un problema para mí. Mi Dios es un proveedor abundante que cubre todas mis necesidades. Porque soy bendecido, siempre seré una bendición. Daré generosamente, porque sé que dar es, efectivamente, mayor bendición que recibir. 

Esa es una de mis declaraciones que hablan directo al problema que me ha asediado por años. Frases como estas crean un nuevo camino que me lleva a la paz y generosidad. 

¿Qué vía neuronal nueva necesitas crear? Depende de tu lucha, ¿cierto?

Basa tus declaraciones en la Palabra de Dios, y aprópiate de ellas. Sé creativo, escríbelas de manera que te hablen e inspiren. Colócalas en lugares donde rápidamente las puedas ver y memorizar. Ponlas en las notas de tu celular para que puedas consultarlas allí. Grábalas en tus notas de voz y escúchalas mientras haces ejercicio o manejas. El repetirlas te ayuda a cavar una trinchera más y más profunda, haciendo más fácil y accesible tu nuevo camino. 

Escribe tus declaraciones como una verdad, aún cuando no las creas por completo todavía. Con una nueva declaración reclamamos la victoria que tenemos en Cristo. Necesitamos crear una vía neuronal que afirme nuestra habilidad de destruir las fortalezas y ganar la batalla. 

Esto puede parecer tonto al principio, pues lo nuevo puede sentirse extraño. Afirmarás lo que quieres creer, aunque tu vida esté diciendo algo diferente. Está bien, no te desanimes ni te rindas. Tus viejos pensamientos pueden ser más fuertes de lo imaginado, pero rechaza esas mentiras. Sigue renovando tu mente con la Palabra de Dios, y se convertirá una verdad en ti. 

Lecturas complementarias para la semana: 

Filipenses 4:12

Zacarías 8:13

2 Corintios 9:8