Introducción: El Intercambio

Introducción: El Intercambio



Busqué a Jehová, y él me oyó, Y me libró de todos mis temores. 

Salmos 34:4

Cuando Josué tomó el lugar de Moisés tenía unos zapatos muy grandes por llenar. No solamente fue nombrado por Dios como líder de toda la nación hebrea, sino que también le fue asignada una misión prácticamente imposible – tomar posesión de una tierra llena de enemigos gigantes y fuertes. 

Decir que en ese momento Josué tenía algunos temores es quedarnos cortos. 

Pero Dios respondió a aquellos temores extendiendo para Josué una increíble promesa. Dios le dijo: Mi mandato es: “¡Sé fuerte y valiente! No tengas miedo ni te desanimes, porque el Señor tu Dios está contigo dondequiera que vayas”.   

En intercambio por renunciar al temor, Josué iba a ganar algo mucho mas fuerte – El Dios Todopoderoso le había prometido ir con él: cuidar su espalda, dondequiera que él fuera. 

Misión aceptada, y al final de todo, misión cumplida. 

Hoy en día, hay una gran cantidad de cosas en este mundo que pueden desatar temor: Enfermedades serias, inseguridad financiera, crimen en nuestras colonias, enemigos, persecución, y más. 

La lista es larga. 

¿Cómo debemos lidiar con esta serie de circunstancias intimidantes? En la misma manera en la que lo hizo Josué. Dejando ir el miedo y levantando la esperanza que proviene de las promesas de Dios. 

En la Biblia, existen cerca de 70 versículos que literalmente nos dicen: “No tengas temor”, Pero la intención de Dios para ti nunca ha sido que simplemente apagues el temor; tu necesitas intercambiarlo por algo más ¡Podemos intercambiar nuestro temor por fe en las promesas de Dios!

Lo que Dios nos ofrece a través de Sus promesas son sus Palabras, en las cuales literalmente podemos confiar, en lugar de estar paralizados de miedo. 

Durante los siguientes devocionales, vamos a ir descubriendo lo que Dios quiere darnos en el momento en que decidimos abandonar el temor. Estas cosas pueden ayudarte para avanzar a través de las dificultades, vencer la desesperación, y caminar en sus planes con confianza. 

Reflexión y oración: 

  • ¿Te has encontrado tan lleno de temor que no puedes moverte? 
  • ¿Qué circunstancias ahora mismo están desatando el temor en tu vida?
  • Durante estos tiempos de crisis mundial necesitas orar todos los días, y pedirle literalmente a Dios que con su Espíritu Santo te guíe para que encuentres en la Biblia, y recuerdes, las promesas que han de mantenerte firme en la fe a través de los días difíciles. También dile a Dios que con el poder de su presencia te libre de todos tus temores. 
  • Como tarea, te dejamos algunas lecturas completas que deberás realizar durante la semana: Salmo 34; Salmo 27; Salmo 23; Salmo 40.