No pase por alto a Jesús en Su Obra

No pase por alto a Jesús en Su Obra



Si supieras lo que Dios puede dar, y conocieras al que te está pidiendo agua – contestó Jesús –, tú le habrías pedido a él, y él te habría dado agua que da vida. 

Juan 4:10 (NVI)

Actualmente hay televisión y ondas de radio alrededor suyo. Si tiene un sintonizador, puede ver lo que hay en esas ondas. Pero solo porque no pueda verlas, no significa que no sean reales. Simplemente, usted no está sintonizado. 

Eso mismo pasó en Belén durante la noche de la primera Navidad. A pesar de que Belén tenía una posada con el único propósito de ocuparse de los viajeros, esa noche no hubo cuarto en este lugar para, sin ninguna duda, la familia de viajeros más importante en Belén. 

Esta Navidad, no se pierda un importante paralelo de esta historia para nuestros corazones. Su corazón fue creado para contener a Dios. Usted fue creado por Dios y para Dios. Hasta que entienda esto, su vida nunca tendrá sentido. Desafortunadamente, llenamos nuestras vidas con otras cosas. Invitamos a otros huéspedes a nuestros hogares. Nuestro corazón está lleno de otras ideas, intereses, valores, amores y compromisos.

Nuestras vidas están tan ocupadas que no somos conscientes cuando Jesús se manifiesta a nuestro alrededor. Dios se manifiesta en nuestras vidas todo el tiempo, dando oportunidades que nunca pensamos que podríamos tener, en medio de los problemas que no sabíamos que íbamos a enfrentar. Pero a menudo, simplemente no lo vemos. 

Esto sucedió en la Biblia todo el tiempo. Jesús se presentaba y hablaba con gente que nunca se daba cuenta de quién era Él. En el libro de Juan, Jesús estaba sentado junto al pozo cuando una mujer vino hacia él, buscando agua. Ella no reconoció a Jesús. De hecho, ¡ella entró en un debate religioso con el Hijo de Dios! Entonces Jesús le dijo: “Si conocieras el don de Dios, y quién es el que te dice: Dame de beber; tú le pedirías, y él te daría agua viva” (Juan 4:10). Pero la mujer no reconoció a Jesús de primera instancia, aunque más tarde Jesús le abrió el corazón y el entendimiento para que lo recibiera. 

Dios está obrando a su alrededor, no solo durante la Navidad sino también a través de todo el año. ¿Es posible que usted o las personas que usted ama lo pasen por alto?