Recordando la semana más importante

Recordando la semana más importante

Escrito el 15/04/2020
Iglesia Rey de Gloria


¿Sabías que de todo el año hay una semana que es la más importante? Si te perdieras el año completo dormido, la única semana que sería relevante que estuvieras despierto y recordaras sería en la que celebramos la muerte y la resurrección de Jesús. Pero ¿por qué?

"¿Qué hubiera pasado si Jesús no hubiera resucitado?"

La pregunta de Santiago, de a penas 5 años,  durante el domingo de resurrección es una duda que a veces muchos tenemos, o que a veces no pensamos, pero es de las preguntas más importantes en nuestra vida. 

En Romanos 12, Dios nos anima a adorarlo con nuestra mente. Y es muy importante que le enseñemos eso a nuestros hijos, y que nosotros mismos estemos conscientes de eso. 

No tiene caso celebrar algo por seguir un ritual, o porque todos los demás lo hacen, si no lo hemos entendido en nuestra mente y corazón, no puede impactar de verdad nuestra vida. 

"Si Jesús no hubiera resucitado, no podríamos acercarnos nunca a Dios, no podríamos cambiar, la maldad seguiría teniendo el control de nuestras vidas. Si estuvieramos tristes no tendriamos a Jesús para contarle, si tuvieramos miedo no tendríamos quien nos defendiera..."  ¿cuál sería tu respuesta a esa pregunta?  ¿qué significa en tu vida que Jesús muriera y resucitara? 

Actividad de la semana:

Miren la serie de cuentos cortos de Semana Santa de nuevo, pero lleva a tu hijo a reflexionar en cada una de esas historias cómo impacta su vida

Puedes hacerle preguntas sencillas mientras leen juntos las historias. Algo como: ¿qué hubieras hecho tu si hubieras estado ahi?, ¿por qué es importante recordar que Jesús es rey?, ¿alguna vez te has sentido como (gatito, burrito, pajarito, etc...)? 

Antes de ver los cuentos y hacerle preguntas, pídele al Espíritu Santo que les enseñe algo nuevo acerca del amor de Jesús. 

VER SERIE DE CUENTOS CORTOS AQUÍ

Actividad semanal 2:

Pueden hacer un dibujo loco de cada cuento con los materiales que tengan disponibles en casa. Papel, hojas de arbol, pasto, tierra, ¡deja que vuele su imaginación para representar cada historia!